liderazgo y coaching

| Sin categoría.

Desde bien pequeños estamos asociando nuestra vida con el éxito. Términos como campeón, líder, jefe, el mejor.. nos acompañan diariamente sin llegar a comprender realmente qué son realmente estos conceptos. Ya como adultos, arrastramos el conocimiento general y superficial de estas palabras con la consecuente aplicación errónea de las mismas. Nos creemos líderes pero somos jefes, queremos ser los mejores pero no sabemos como. El coaching aborda de manera fundamental el concepto de liderazgo para darle el enfoque adecuado. La buena praxis de un líder es necesaria para alcanzar el éxito, ya no solo a nivel profesional como podéis estar pensando ahora, sino también a nivel personal. Porque no solo se ha de ser líder en el trabajo, sino también en casa, con la familia o con los amigos.

¿Qué es el liderazgo?

Si nos atenemos al concepto más actualizado y que mejor se asemeja a lo que en Global Coaching Training comprendemos. El liderazgo es la influencia que una persona ejerce sobre otras personas. ¿Ya está? Si. Las coletillas de esta definición se irán añadiendo dependiendo del contexto. Un líder de un equipo de fútbol ejercerá influencia en sus compañeros para que entrenen más duro, se sacrifiquen más en los partidos por poner un ejemplo. Entonces, el liderazgo es también provocar que los demás actúen, hagan cosas útiles.

Líder vs jefe

Pero entonces, si un líder es el que hace que los demás hagan cosa ¿No es lo mismo que un jefe? El enfoque, o mejor dicho, el prisma desde el que un jefe y un líder hacen las cosas no es el mismo. Ya que un jefe siempre será un jefe pero no tiene por qué ser un buen líder. O ni si quiera serlo (sin ser bueno o malo). Siempre se ha dicho, retomando el fútbol como ejemplo, que los equipos deben tener un capitán en el vestuario y un líder en el terreno de juego. Un capitán (O jefe) puede ser también líder.

Pero retomando el aspecto de las diferencias entre un líder y un jefe, encontramos rasgos que los definen a la perfección. Y en el año 2019 que estamos, la palabra jefe se asocia a una figura que gasta una actitud y métodos arcaicas para guiar a su equipo de trabajo (encargados, compañeros a su cargo, etc..). Digamos que un líder emplea una manera de hablar y de tratar a sus empleados (o compañeros) que siempre será empática. Un líder trata de comprender y ayudar situándose de manera emocional a la altura del compañero. Por otro lado, el jefe de toda la vida presionará a sus trabajadores, no buscará razones sino resultados y la empatía brillará por su ausencia.

El coaching ha ayudado a transformar jefes en líderes

Llegados a este punto, queremos aclarar que las actitudes arcaicas y mandonas de la mayoría de los jefes reside en la herencia de modelos anteriores a ellos de gestión empresarial en los que no se mostraba el liderazgo como hoy en día se hace. Muchos jefes actúan de manera errónea por simple desconocimiento o porque no saben afrontar los retos de otra manera. Querer mostrar una imagen seria y fuerte no siempre irá ligado a gritar a tus empleados o ser una persona agresiva en los comportamientos y toma de decisiones. Es aquí donde el coaching de calidad entra para mostrar el camino y transformar jefes en líderes.

¿Cómo se consigue esto?

El coaching de calidad dispone de numerosas herramientas para afrontar este reto. Todas ellas trabajarán en un primer paso el contexto en el que la persona responsable se encuentra a nivel profesional/de equipo. Es primordial que el dirigente o responsable comprenda su empresa, proyecto o equipo como un todo, en el que cada elemento que lo forma se encuentra integrado y sus acciones tienen consecuencias. Esto no es una cadena de montaje lineal, las relaciones interpersonales son mucho más complejas, sobre todo cuando hay tareas que realizar y objetivos que cumplir.

Una vez comprendido esto, es importante hacer alusión al compromiso que individualmente determinará el compromiso global del proyecto. Y el primero en verlo debe ser el líder. Su compromiso será el ejemplo a seguir, por lo que debe ser honesto y transparente. La muestra de pensamientos, valores y acciones positivas tendrá siempre consecuencias positivas en los seguidores. Y por supuesto, el trato a sus empleados o compañeros, cercano y cabal.

La implicación personal de un líder con su equipo debe ser total. Si se espera que un grupo de personas rinda y ofrezca lo mejor de sí, se debe generar una conexión que supere lo profesional. Cuando un equipo de trabajo se identifica con la persona que la guía, el desempeño se multiplica exponencialmente.

Para conseguir todo esto y mucho más, existen métodos más que contrastados que forman a personas en el liderazgo y que transforman a jefes arcaicos en líderes modernos y comprometidos, no solo con la causa, sino también con las personas.

 

 

videoblog coaching lo que nos dicen sin decir (2)

| Lo que nos dicen sin decirlo.

VideoBlog de Coaching

 

Ya hablamos en nuestras redes sociales hace unos meses que pronto comenzaríamos a colaborar con Cadena Ser Córdoba en una serie de programas y otras actividades. En concreto, en la creación y emisión de nuestro propio videoblog, donde analizaríamos cuestiones de actualidad en materia coaching. En este primer vídeo, nos hemos centrado en la política Teresa Rodríguez, líder de Podemos Andalucía. Analizamos su lenguaje no verbal para ver como manda mensajes no solo con palabras, sino también con gestos.

beneficios del coaching de calidad

| GCT Coaching.

Coaching de calidad

 

Habréis notado que desde nuestras redes sociales y artículos de GCT Coaching hablamos mucho del concepto de coaching de calidad. Y esto se debe a que con la creciente popularidad que el coaching está adquiriendo, para obtener resultados reales y contrastados en necesario tener una preparación y experiencia que no todos pueden ofrecer. Hoy en día “cualquiera puede ser coach”, cualquiera puede leer un par de libros y tener buen trato con los demás, pero el saber y conocer los cientos de técnicas, avances, metodologías, casos de éxito, experiencias.. ya no es tan fácil. Lo que nosotros llamamos coaching de calidad no abunda demasiado (teniendo en cuenta la cantidad de coaches que existen), es por eso, que tanto por respeto a nuestra profesión como por transparencia hacia el cliente, siempre hacemos hincapié con el concepto de coaching de calidad y así implantar una concepción más realista y profesional de nuestra actividad.

Por todo esto y mucho más, hemos decidido escribir un artículo donde queremos explicar de forma más detallada cuales son los beneficios de contar con los servicios de un coaching de calidad. Porque un coach certificado y correctamente formado siempre podrá garantizarte resultados positivos y una experiencia enriquecedora y más que útil, que te servirá para el resto de tu vida tanto a nivel personal como profesional. Sin más dilación, vamos a ello.

Beneficios del coaching de calidad

 

Antes de comenzar a hablar de manera estricta sobre los beneficios del coaching ya hemos dado una de las claves de nuestra actividad. Y es que un buen apoyo de coaching tiene siempre consecuencias positivas tanto a nivel profesional/empresarial/competitivo como a nivel personal. El coaching no solo ayuda al “individuo que hace algo”, sino también a la persona. Por ello, los beneficios del coaching de calidad son muchísimos, y aunque aquí los sinteticemos y resumamos en este artículo, nos dejaremos muchos más. También si quieres conocerlos todos, te animamos a que trabajes con un coach certificado, descubrirás muchos por ti mismo.

Ayuda a centrarse en lo importante: Jerarquía

 

En contextos de presión, tanto en el ámbito laboral como el personal, a veces no es fácil jerarquizar y aprender qué hacer hoy y qué dejar para mañana. Esta confusión genera una ansiedad y un tapón en la vida de una persona que puede frustrar cualquier propósito. El coaching de calidad ofrece muchas técnicas que han sido contrastadas y desarrolladas por profesionales del sector durante años. Recientemente tratamos este tema en nuestro taller de Atención al Cliente para UniEléctrica, donde explicamos el método organizativo de los cuatro cuadrantes de Seten Covey. Clasificamos las actividades según sean urgentes, no urgentes, importantes y no importantes y a partir de ahí nos adaptamos a la realidad.

Te ofrece herramientas y hábitos que durarán toda la vida

 

Una de las grandes riquezas del coaching de calidad es que lo aprendido con el servicio ofrecido por un coach certificado te podrá servir para toda la vida. Las técnicas a emplear quedarán por siempre en tu cabeza, sobre todo tras ver las consecuencias positivas que te traerán, se convertirán en hábitos de crecimiento.  Por lo que las seguirás aplicando el resto de tu vida, las compartirás con amigos y familiares e incluso serás capaz de desarrollarlas por ti mismo. El coaching te enseña, entre otras cosas, a ser una persona flexible y adaptable a cambios y distintas etapas las cuales con una buena formación superarás exitosamente. 

Motivador y enriquecedor: Aumento del bienestar

 

Ya mencionamos este aspecto antes, aunque no de manera explícita. Pero el coaching te ofrece una serie de, digamos, ventajas o conocimientos que de manera indirecta te están brindando bienestar. ¿Por qué? Es muy sencillo: El coaching de calidad te muestra que con la ayuda adecuada puedes conseguir lo que te propongas. Te motivará pues verás que es posible aquello que tanto te costaba. Y a su vez en muy enriquecedor. Primero, por lo que hemos explicado en el punto anterior. Y segundo, porque siempre tendrá consecuencias positivas para ti, te hará ver la vida de otra manera y ser mejor persona. Todo ello, al final, se resume en ser feliz, sentirse auto realizado y mejorar tu bienestar.

Aumento del autoestima y el empoderamiento individual

 

En consonancia con lo comentado en el punto anterior, un aumento del bienestar provoca un aumento de la autoestima. El sentirte mejor contigo mismo porque te ves más preparado, te valoras más, considerarte una persona útil.. es algo que el coaching de calidad te dará. Ver como uno es capaz de afrontar reto y superarlo de manera eficiente y solvente también te hará ser una persona más fuerte. Lo cual te dará una sensación de empoderamiento y convicción que aumentará tu ambición y te dará una seguridad que puede no tuvieras antes. 

Te garantiza resultados en mayor o menor medida

 

Obviamente el coaching se nutre de resultados, y es ahí donde probablemente podamos medir la gran diferencia que hay entre un coach certificado de calidad y un simple aficionado. Porque el coaching de calidad se basa en una metodología más que contrastada de casos de éxito y estudios que durante años se han perfilado y basado, incluso en combinación con la ciencia, el estado de las emociones y disciplinas como la psicología entre otros temas. Por lo que el coaching no es solo saber escuchar, dar buenos consejos y mostrar afecto y positividad. Eso sería como decir que el fútbol es solo darle patadas a un balón. La realidad está muchísimo más lejos que esta afirmación. De hecho, el coaching de calidad requiere de un estudio continuo en la materia y de unos conocimientos teóricos y práctico muy amplios, los cuales te garantizarán siempre resultados positivos.

Sin más que añadir, como decíamos antes, puede que nos dejemos algunos puntos más en el tintero, pero el coaching de calidad es tan amplio que nunca acabaríamos. Ya sabes, si te ha gustado comparte el artículo y si quieres más artículos sobre coaching, no dudes en visitar nuestro blog.

simeone liderazgo equipo

| Cambio, Comunicación, Deporte, Liderazgo.

Hace unos días me comentaba un entrenador deportivo que su equipo tenía como objetivo ascender de categoría, mi pregunta fue rápida.. ¿Cómo lo vais a hacer? , me respondió con un largo discurso que hacía referencia a tácticas, componentes técnicos, fichajes, salidas de jugadores, responsabilidades de directivos, la prensa , etc, al final,concluía, con un lacónico y poco convincente: “Bueno , como dice el Cholo iremos: partido a partido”.

Seguimos, de forma distendida, con mis preguntas y sus respuestas , y … conforme escuchaba a mi azaroso entrenador llegué a conclusión de que esta filosofía deportiva y casi existencial, propuesta por el excelente “mister”  argentino está haciendo mucho daño.
¿Por qué ? porque se ha convertido en un cliché que nos “saca” de la realidad del momento presente, para llevar a los equipos, sean deportivos o no, a un futuro más o menos lejano…

Mi propuesta es : “Entrenamiento a entrenamiento” … ya vendrán los resultados, o, tal vez no , en el partido, el rival también juega. Esta propuesta se me antoja mucho más efectiva, pero… ¿Cómo llevarla a cabo?,

Aunque hay muchas herramientas propias del coaching que podríamos poner en juego , haré hincapié en tres de ellas, la cuales no ponen el acento en los resultados sino en el proceso.

1.- Si ponemos el acento en los resultados ( “en el partido”) desplazamos la atención al mañana y después de éste, otro, sobre todo si no conseguimos lo esperado. Por el contrario si ponemos la atención, el foco, individual y colectivo, en el “aquí y el ahora” , en lo que tenemos ahora, ya sea un entrenamiento, una charla táctica, una sesión de fisioterapia… nuestra atención está en el aquí y el ahora.

Para llegar “bien” a un partido hay que poner el foco en el momento presente, lleno de pequeñas acciones que, cumplidas de forma excelente llevan a la excelencia y la eficacia.

2.- Si ponemos el foco en el “partido” los errores “se pasan por alto”, sobre todo si conseguimos el resultado que perseguíamos podemos caer en la complacencia , si ponemos el acento en el proceso, los errores se analizan y corrigen como algo natural para poder incluir modificaciones de mejora.

3.- Si ponemos el foco en el sacrificio, la presión y la exigencia nos llega el miedo y éste nos paraliza. Si ponemos el foco en la excelencia como un proceso y en la confianza, como el resultado del trabajo diario bien ejecutado, la emoción que nos guía será la pasión, que bien encauzada sacará lo mejor de cada colectivo,  alineando los intereses personales con los del equipo.

Pasemos del “partido a partido” al “entrenamiento a entrenamiento”. Seamos osados, pongamos el foco de nuestra atención en lo que tenemos ahora y diferenciemos bien que una cosa son los objetivos y otra los resultados, y,  “ascender” es un resultado no un objetivo, pero eso lo trataré en otro post.