| Competencias, Comunicación.

tres-adoles

¿Qué queréis ser en la vida? Pregunta lanzada a  3 adolescentes. Inmediatamente  se apresuran a contestar. “Yo siempre lo he tenido claro. Yo quiero ser como mi padre, arquitecto”. El segundo dice, pues yo todavía no estoy seguro, admiro mucho a mi primo Juan que es abogado, trabajo en un despacho de prestigio, y la verdad que me molaría mucho ser como él.

El tercero, Jaime, no sabe muy bien pero intenta buscar una respuesta al nivel de la de sus colegas. “Pues yo seguramente montaré mi propia empresa. Todavía no sé de qué pero seré empresario”. Leer más »

| Competencias, Innovación.

lider

Cada uno tiene tantas visiones de lo que es un líder como líderes puede recordar, y ha de hacer un trabajo concienzudo para conseguir identificar un rasgo abstracto, una cualidad común más allá de las características específicas de cada uno de ellos.

Vemos liderazgos como vemos personas. Tantos liderazgos como individuos que lideran. Vemos manzanas rojas, coches rojos, flores rojas, y creemos tener claro qué es el “rojo” hasta que tenemos que definirlo y nos topamos con el muro de lo inefable. Leer más »

| Competencias, Comunicación, Liderazgo.

1040779_25802664

Vivimos abrumados por ofertas que pretenden descargarnos de toda relación con las consecuencias de nuestros actos.

Esto es una versión pendular de otras épocas en las que al individuo, a través del expediente de la culpa, se le imputaban las causalidades propias y también las ajenas. Si granizaba y la cosecha se echaba a perder, probablemente el agricultor habría ofendido a los dioses, ya saben.

Tendemos a pensar que TODO tiene una respuesta rápida, que SIEMPRE hay un atajo que lleva inmediatamente a la solución de CUALQUIER problema, por grave que sea y por complejas que sean las circunstancias que lo rodean.

Es éste un síndrome peculiar, que no conoce de sesgo sociológico ni discrimina por nacimiento. Afecta incluso a quienes, por su nivel educativo, habrían de estar razonablemente protegidos frente a sus contagiosos efectos.

Hoy triunfa la terapia breve, la acción directa e indolora contra la grasa localizada; se gana la batalla contra la edad a través de un producto que nos ofrece en televisión quien menos aspecto tiene de necesitarlo. Triunfan las ofertas del aprendizaje subliminal y overnight de cualquier idioma, la cualidad de master en cualquier disciplina, a distancia y en poco tiempo, sin la tediosa y anticuada necesidad de esfuerzo. Hágase programador en Java en tres sencillas lecciones y funde la nueva MICROSOFT, compita con ORACLE, sea el David que reta al Goliath de APPLE.

Estamos ante un auge desaforado de la tecnología, y del culto a la misma, que raya la fe ciega y acaba contagiando su formato a otras áreas que nada tienen que ver con aquélla. Clientes que van a su abogado para que les diga cómo pueden hacer, de manera legal, cualquier cosa. No admiten un “no se puede hacer eso” por respuesta. No me diga que no puedo: dígame “cómo puedo” hacerlo.

Y el que no acepta un NO generalmente viene lastrado por la seria dificultad de aceptar una vieja palabra, misteriosa, casi esotérica y en desuso:RESPONSABILIDAD.

Hace días un amigo traumatólogo me comentaba extrañado que en los últimos meses venían a su consulta pacientes lesionados que relataban, sin pudor alguno, que habían estado practicando los deportes que el galeno expresamente les había contraindicado poco tiempo antes. Al sufrir el (previsible) problema, simplemente se presentaban en el médico y le pedían una cura inmediata, a través de fármacos o de fisioterapia,pero rapidita.

Y ninguno le admitía que pudiera ser que un fisioterapeuta, por bueno que fuera, no pudiese curar los efectos continuados de un uso irresponsable del cuerpo. Es más, alguno le afeaba que se le llamara la atención sobre el particular.

Muchos pacientes quieren una solución inmediata, cuando no una salvación. El paciente quiere que le salven de los pecados que ha cometido, con lo que el médico pasa a convertirse en salvador, sin que el primero ponga de su parte.

Esta situación se reproduce en infinidad de ámbitos y en todos los casos aparece, de manera más o menos velada, la total ausencia de responsabilidad del deportista temerario lesionado o del paciente que trabaja denodadamente por conseguir una úlcera cuanto antes.

Las consultas de las afecciones o incomodidades que no son puramente físicas no escapan al fenómeno, y tanto las escucha el psicólogo como el coach. Muchos clientes quieren modificar su comportamiento y posibilitar la consecución de metas que se les vienen resistiendo. Pero algunos no quieren pasar por el necesario proceso ni, desde luego, esforzarse en la parte que les toca.

Buscan la píldora mágica, el truco que les lleve de la situación actual (la no deseada) a una mejor en la que se encuentren más cómodos o en la que puedan ver cómo sus objetivos se van alcanzando (la deseada).

Y ahí vemos dos perfiles curiosos distintos. Por un lado, el de quien busca respuestas a sus preguntas, o mejor dicho, el que espera que el de enfrente responda a sus preguntas (que no es lo mismo) y por otro, el que directamente espera que le digan lo que tiene que hacer.

El primer caso nos lleva a quien espera que la comprensión intelectual de un proceso le permitirá controlarlo. Cree que saber cómo funciona el proceso del reflejo de la rodilla le permitirá no moverla cuando el médico le golpee suavemente bajo la rótula.

El segundo nos muestra a quien renuncia a tomar decisiones por sí mismo, a hacerse responsable de sus actos y, por tanto, a asumir las consecuencias de los mismos. Acude este tipo particular al psicólogo y le pregunta directamente si debe dejar su trabajo o quedarse, si debe poner fin a la relación de pareja o continuar en ella, y así hasta el infinito.

Y en este punto, malo será el profesional que ponga al cliente sobre la mesa órdenes en vez de preguntas inteligentes; soluciones en lugar de interrogantes. Y desdichado el que se encuentre con ese profesional, porque se encontrará en un círculo vicioso que, sin la menor duda, le llevará a cambiar de psicólogo, de coach o de amigo porque el que tiene lo le arregla la papeleta, sino que pretende que el interesado pase por el trance de decidir y de responsabilizarse.

Una de las causas de esta situación generalizada se adivina en cuanto uno se adentra en los mass media. Todo aquel que, teniendo medios económicos, no acabó los estudios, es una víctima del sistema. El que viniendo de un entorno estructurado acabó en la delincuencia, habiendo podido elegir otra vida, es víctima del sistema. El que permanece anclado en un entorno laboral limitante y nada enriquecedor, teniendo la capacidad y los medios para cambiar, es víctima de la sociedad de consumo. Y el que compró un coche deportivo porque el banco le daba un crédito extraordinario y ahora no puede pagarlo es víctima de las maquinaciones del leviatán bancario mundial.

E irán al asesor de turno a que les arregle la papeleta, olvidando que nadie les va a cambiar de trabajo, ni a sacarles de una relación tóxica si ellos no quieren y no hacen lo necesario de su parte.

  • Oiga, no me dé la brasa.
  • Sálveme o déjeme en paz.

Yo, para variar, acudo al clásico. Todo está inventado. Nihil novo sub sole. Miremos al oráculo de Delfos: noscete ipsum. Conócete primero a tí mismo. El resto viene después.

| Competencias, Comunicación, Liderazgo.

POST IT

He observado cuando estamos con niños y nos comunicamos con ellos. Lo primero que hacemos es cargarnos de paciencia. Palabras entrecortadas, sin terminar…hacen que necesitemos tiempo para descifrar lo que nos intentan decir. Y sorprendentemente, y aunque podamos caer en la desesperación aguantamos siempre un poquito más para finalmente hacernos cargo de lo que nos quieren transmitir. Sabemos que les cuesta, pero nos despiertan tanta ternura que hacen que nos merezca la pena. La parte emocional se desliza y entremezcla con la racional y suaviza la necesidad de inmediatez o prisas.

De repente crecemos, y ¿qué nos pasa?. Apenas nos hablan y sin terminar ya estamos sacando conclusiones, suposiciones, interpretando y poco más que nos lanzamos a una defensa digna de una de las mejoras batallas feudales. Especialmente en un ambiente laboral donde la competitividad es absoluta en los tiempos que corren.

Como en otras ocasiones siempre invito a la experimentación. Escuchemos durante un día a nuestro compañero o colega de trabajo con la ternura y atención con las que escucharíamos a un niño. Y observemos si nuestra respuesta después de esa escucha cambia a la habitual y al revés. ¿Qué ha pasado? ¿Cómo nos hemos sentido? Y ¿y cómo se ha sentido la otra persona?.

Si queremos provocar un cambio en este sentido y que ese nivel de escucha forme parte de la cultura empresarial, es necesario una verdadera concienciación en todos los niveles y estratos de la compañía. Sobre todo y  muy especialmente que la dirección de la empresa junto con recursos humanos empujen y creen la logística necesaria para ella. Desde el director ejecutivo hasta el bedel de la puerta tienen que estar inmersos en ese cambio cultural.

Sin una escucha óptima se pierden acuerdos, se pierden ideas, se pierde presente y se pierde futuro. ¿Cuánto dinero suponen todas estas pérdidas para la empresa? Calcúlenlo, da miedo…

 

| Cambio, Competencias, Liderazgo.

costa-de-kent-wikipedia-commons

Cuenta la historia que cuando César realizó su primera invasión de Britania, no tomó en cuenta las mareas que se presentaban en la costa de Kent en plenilunio.

El resultado fue nefasto para su flota, que sufrió numerosos daños antes de comenzar la batalla.

Se retiró, y tomó en cuenta la observación de las mareas, su impacto en la costa y cómo podía beneficiarse de ellas.

Leer más »

| Cambio, Emprendimiento, Innovación.

ESCALERA

Dar el primer paso, no tiene que ser empezar por el principio, lo importante es darlo y ya no parar. Bueno pues yo he dado el primer paso y no voy a hacer una cronología de lo que he hecho , simplemente voy a contaros de lo me gustaría hablar y lo que quiero transmitir.

Hablaremos de los espacios, de lo que significa el entorno, el ambiente que te rodea para realizar cualquier actividad, trabajo, relax, diversión, estudio…

Veremos como el espacio que nos rodea puede influir en nuestra vida, por tanto vamos a ser capaces de transformarlo según nuestras necesidades y nuestros gustos.

Aportaré ideas y experiencias para que el día a día no sea una lista interminable de tareas y obligaciones.

Nuestra rutina debe ir acompañada de belleza, estilo y buen gusto.

Por supuesto nuestra casa necesita que le demos nuestro toque personal y para ello aportaremos ideas e intentaré solucionar las cuestiones que se presenten. Espero que haya interacción.

Nunca he escrito, no sé cómo lo voy a enfocar, simplemente comentaré las experiencias vividas y las que vayan surgiendo, con el hándicap de que soy muy celosa de mi intimidad, ¡toma ya!, pues no se como voy a compaginar esto??

Mi lenguaje va a ser sencillo y directo, creo que es lo que busca la gente, y con un toque de humor, me gusta la ironía.

Bueno también soy crítica en algunos temas pero me gustaría que los lectores participaran, no se si llegaremos a ello, no todo el mundo dice lo que piensa. Ya se verá.

Desde luego esto es lo que se me ocurre como planteamiento inicial pero me gustan otros temas que trataré según vayan surgiendo las oportunidades.

| Cambio, Competencias.

imagen-seccion-gct2

Escucho en la TV a Fernando Savater decir “que la muerte siempre está ahí, y que la pregunta no es si hay vida después sino, que si la ha habido antes.”

De repente me recuerdo, de forma imperiosa, que soy  romántico, pero no en el sentido caricaturesco que se da hoy a la palabra, hablo de sensaciones, ideas y emociones.

Todas ellas difíciles de cuantificar y calificar. Leer más »

| Comunicación, Liderazgo.

cierra-los-ojos

“Cuando la música se convierte en compañera diaria, aprendes a escuchar”

Desde pequeñitos nos enseñaron a ser obedientes.

No es más que una forma de escuchar. Después, unos lo lograron y otros no lo conseguimos. Nos queda vida, por corta que sea, para aprender.

Leer más »

| Sin categoría.

Writing a scholarship essay can be extremely challenging especially if you wish to get it done nicely. We’re available to supply you with the essay writing service. Contain the heart when writing scholarship essays, since this may allow you to remain outside the crowd of candidates. Follow our information to get additional information about how just to establish a good scholarship essay. Leer más »

| Sin categoría.

The more fire you’ve got for a writing theme, the simpler it’ll really be to share that emotion to your own audience and generate a superb illustrative composition. While, creating for an academic essay firm might be successful wellspring of income, in inclusion, there are many inferior high quality businesses in the business along with a writer must be cautious before investing an extreme period of time to any one company. Leer más »